Dibujando la movilidad del futuro

Dic, 2020

El Ayuntamiento de Irun ha tomado recientemente algunas decisiones para provocar mejoras en materia de movilidad, algunas relacionadas con los efectos de la pandemia, fundamentalmente centradas en la creación de espacios más amplios para peatones y ciclistas. Esta línea de actuaciones está entre las cuestiones que abordará el nuevo Plan de Movilidad Sostenible que ha empezado a dar sus primeros pasos.

"Como en otras tantas cosas, la movilidad en ciudad ya no será la misma antes y después del Covid-19. Ya se estaban produciendo algunos cambios y esta pandemia puede haber acelerado el proceso. Al Ayuntamiento de Irun le llega en un momento clave: en pleno arranque de nuestro nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que tendrá que recoger todo lo que los efectos que en este terreno el coronavirus ha puesto sobre la mesa", ha destacado hoy el delegado Miguel Ángel Páez.

En ese sentido, el área de Urbanismo ha encargado las tareas de redacción del nuevo PMUS, que relevará al plan vigente, con cerca de 10 años de vigencia. "Es el momento de poner las bases de lo que será la movilidad durante los próximos años, y lo queremos hacer como hasta ahora: desde el consenso y el diálogo. La ciudad tiene un foro de trabajo que ha sido ejemplo de toma de decisiones conjuntas, donde se ve hasta cada tramo de bidegorri, donde se llevan todas y cada una de las propuestas que son objeto de debate con su correspondiente explicación técnica", añadía Páez.

Partiendo de los resultados del Plan de Movilidad vigente, la fase actualmente en marcha dibujará una serie de líneas de actuación precisas para adecuarse al escenario actual, donde la perspectiva de género y una movilidad cero emisiones y más saludable y segura será protagonista. Esas líneas pasan por seguir recuperando al peatón como protagonista del modelo de ciudad con aceras cómodas y agradables, reforzar los carriles bici y cubrir otras necesidades de los ciclistas (aparcabicis, alquileres, etc.); moderar el tráfico con el fin de reducir el uso indiscriminado del automóvil y promover el uso de un transporte público más sostenible que, entre otras cosas, utilice combustibles alternativos al petróleo.

Por su parte, el delegado de Movilidad y Desarrollo Sostenible, Borja Olazabal ha querido señalar también que "con el nuevo PMUS y la experiencia acumulada hasta ahora tenemos la oportunidad de seguir siendo innovadores y valientes, y el reto de responder a las nuevas necesidades de movilidad de iruneses/as". Desde el área ponían este trabajo como otro ejemplo del compromiso del Ayuntamiento de Irun en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); en concreto, la búsqueda de estilos de vida saludables con calidad del entorno urbano (objetivo 3 Salud y Bienestar); y además, controlar la contaminación atmosférica teniendo en cuenta que las ciudades en Euskadi representan el 60-80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones (objetivo 11 Ciudades y Comunidades Sostenibles).

El PMUS 2021-2025 deberá desarrollar una serie de tareas y trabajos, en diferentes fases y etapas, que permitan con carácter general definir una política de movilidad en la ciudad, proponiendo medidas correctoras para las deficiencias detectadas en cada uno de los escenarios analizados, así como una serie de propuestas encaminadas a lograr una ciudad más amable.

El presupuesto para la redacción del plan es de 120.000 euros y un plazo de ejecución de 6 meses aprox.

Ce site utilise ses propres et les cookies tiers pour optimiser votre navigation, selon vos préférences et effectuer des tâches d´analyse. En continuant, considérer que vous acceptez leur utilisation. Politique relative aux cookies