LA CALLE JAVIER ESTEBAN INDART ESTRENA IMAGEN CON EL CAMBIO DE AÑO

Ene, 2021

La delegada de Vía Pública, Mónica Martínez y el delegado de Movilidad, Borja Olazabal han visitado los trabajos que han culminado recientemente en la calle Javier Esteban Indart. A lo largo de los últimos meses se han podido ir viendo la nueva imagen de la zona tras la desaparición del tráfico, una de las medidas para favorecer los espacios peatonales y el distanciamiento que se tomaron en algunas calles irunesas después del confinamiento.

"En este caso concreto", aseguraba el delegado de Movilidad- "ha sido un éxito desde el primer momento. La alternativa de tráfico era sencilla y hemos podido ampliar las oportunidades de espacios más seguros y con mayores distancias sin coches, tanto para los vecinos/as como para comercio y hostelería. Vimos rápidamente que era una actuación con vocación de continuidad, como fue también el caso de la avda. Letxunborro y además la queremos enmarcar en un nuevo paso para ir cumpliendo los ODS, objetivos de desarrollo sostenible, en concreto el que habla de crear ciudades y comunidades más sostenibles".

La petición de plantear esta medida había llegado incluso al Ayuntamiento antes del Estado de Alarma y después de ponerla en marcha de forma provisional estos meses, desde el barrio trasladaron al consistorio su deseo de que la medida fuera definitiva.

Sobre la actuación de la calle Javier Esteban Indart, entre Zubiaurre y Bartolomé de Urdinso, desde el área de Vía Pública, la delegada Mónica Martínez explicaba que "la idea era llevar a cabo un proyecto sencillo pero práctico para dar a la calle un aspecto bonito e incluirle algunos elementos de mobiliario urbano un tanto singulares, además de dar un acabado especial a la calzada".

Así, con el objeto de dar a esta calle un carácter estrictamente peatonal, y que su aspecto fuera acorde a dicho carácter, se ha dotado a la misma de una serie de elementos urbanos, que por un lado impidan el acceso de vehículos, y que por otro ayuden a crear un ambiente de estancia para el peatón con más sitios para disfrutar de zonas abiertas sin coches.

El resultado es la instalación de 13 jardineras prefabricadas de hormigón con acabado en blanco y unas dimensiones que favorecen el que se pueda realizar una plantación de jardinería en ellas que ayude a la integración de estos elementos en la calle, así como a que dichas plantaciones se puedan mantener fácilmente. Además de las diferentes jardineras se han colocado 7 bancos y 5 sillas urbanas con el objeto de lograr diferentes puntos de encuentro y de estancia para el peatón. Además de estos elementos es muy visible la colocación de unas láminas en distintos colores y formas a lo largo de la calzada.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies