IRUN SE HA GASTADO MÁS DE 6 MILLONES DE EUROS COMO CONSECUENCIA DE LA CRISIS DE LA COVID

Nov, 2020

Además del Plan Irun Aurrera, puesto en marcha en pleno estado de alarma en pasado mes de abril, han sido multitud de acciones, inversiones y modificaciones de crédito las que han sido necesarias para hacer frente a esta situación excepcional

El Comité Covid se ha reunido esta mañana para estudiar la aplicación de las nuevas medidas impuestas por el Gobierno vasco.

El Comité Covid de Irun se ha reunido a primera hora de esta mañana para estudiar la aplicación en la ciudad de las nuevas medidas anunciadas ayer para Euskadi.

Horas después el alcalde hablaba de este nuevo periodo y aprovechaba para repasar algunas de las inversiones, acciones, y medidas que desde el Ayuntamiento de Irun se han puesto en marcha desde que llegará el primer estado de Alarma el pasado mes de marzo. "El mundo ha cambiado. Nuestra forma de relacionarnos, de salir, de trabajar, en definitiva de vivir tiene que ser otra. Desde el Ayuntamiento hemos tenido que adaptarnos a esta nueva situación para intentar dar respuesta a aquellos que peor lo estaban pasando desde el primer día, pero también para seguir haciendo frente a las necesidades y compromisos de toda la ciudadanía. Ha habido que afrontar gastos imprevistos, cambiar las prioridades, buscar soluciones que se adaptarán a la nueva normalidad, estar atentos los cambios inesperados y en definitiva saber movernos como institución en una incertidumbre que afecta a todos y cada uno de los ciudadanos". El último cambio llegaba ayer con las restricciones que anunciaba en Lehendakari y que entran en vigor en apenas 48 horas.

Desde que se decretara el primer estado de alarma y de cara a hacer frente a los gastos excepcionales derivados de la crisis sanitaria, el Ayuntamiento de Irun ha destinado más de 6.2000.000 euros extras al COVID. Las ayudas a autónomos y pymes (1.600.000 euros), las subvenciones a familias por diferentes conceptos (1.440.000 euros), los gastos derivados de la suspensión del transporte urbano o el cierre polideportivos (1.100.000 euros), la ampliación de las AES (451.000 euros), son algunos de los gastos más importantes, sin olvidar los refuerzos de limpieza, suministros de materiales para hacer frente a las medidas sanitarias, o las ayudas extraordinarias al comercio en forma de bonos.

Pero el alcalde ha querido ir más allá de los números. "Un esfuerzo económico importantísimo, pero no solo económico, ha sido una reconversión total del funcionamiento y la estructura municipal. Hemos tenido que olvidarnos de los planes previstos, del presupuesto que acabábamos de aprobar y hemos tenido que ser sensibles y agiles a necesidades inesperadas". Explicaba además Santano que el impacto económico va a ser mucho mayor porque hay que tener en cuenta todo lo que se va a dejar de ingresar, desde el descenso del Fondo Foral, a las bajadas de recaudación que han sido bonificadas como en el caso de las terrazas.

Cerca de las personas

Servicios sociales es una de las áreas que más rápidamente ha tenido que adaptarse. Desde el primer estado de alarma, para el Ayuntamiento la prioridad fue atender a quien peor lo estaba pasando. Las ayudas a las familias, al igual que a autónomos y pymes no se hicieron esperar. A día de hoy la atención primaria sigue siendo una prioridad y si bien había vuelto a la presencialidad, en los próximos días comenzarán las citas on line de forma conjunta a las presenciales. En los programas de atención a las familias o de prevención de riesgo en la medida de lo posible se ha mantenido la presencialidad cuidando las medidas de seguridad. Los centros de mayores también, con reducciones de aforo y distanciamiento, están manteniendo actividades presenciales "porque entendemos", -comentaba el alcalde-, "que hay personas mayores para las que es importante mantener una actividad social que le obliga a salir de casa y a tener una mínima obligación o un contacto social, que también es importante".

Comercio y Hostelería

El comercio y la Hostelería han sido uno de los sectores más afectado por el cierre durante el primer estado de alarma y las limitaciones y dificultades posteriores. Desde el Ayuntamiento, al margen de las medidas económicas, se han realizado campañas de apoyo y promoción al gasto y consumo local. Los bonos, que están ahora en su segunda edición han puesto a disposición de las compras en comercio y hostelería local 300.000 euros. Sobre los bonos de hostelería el alcalde ya ha anunciado que podrán usarse más allá del 4 de diciembre, fecha inicial de cierre de la campaña. Pero sobre todo Santano insistía en fomentar las compras en la ciudad.

"Y esto es muy importante, porque necesitamos que los propios iruneses e irunesas se impliquen en el gasto en casa. Que todos seamos conscientes que el dinero que nos gastamos en Irun se queda en Irun, ayuda a nuestra economía, a las familias de la ciudad, a que los comercios, los bares y los restaurantes no tengan que cerrar, en definitiva contribuye a mejorar nuestra ciudad. Así que no nos cansaremos de ayudar, pero también de pedir la complicidad de todas y todos para gastar en Irun." explicaba Santano. En estos momentos ya se han consumido cerca del 50% de los 15.000 bonos de esta segunda campaña.

También se está trabajando en la venta online de los comercios iruneses, apostando por la digitalización de los negocios locales y poniendo en marcha el proyecto de un market place local.

De cara a la hostelería además se ha facilitado y eliminado la tasa para que los establecimientos de Tipo 3 sean de Tipo 2 y puedan mantener su apertura estos meses a pesar del cierre del ocio nocturno, se han ampliado además las zonas de terrazas allí donde ha sido posible para poder mantener el servicio y se ha facilitado la colocación de terrazas en establecimientos que nos las tenían hasta el momento, el ejemplo más grafico es el de Javier Esteban Indart, pero próximamente habrá otras zonas de Irun en las que se puedan ver terrazas que hasta ahora no existían, agilizando las licencias nuevas terrazas y obras menores relacionadas con el sector en apenas 15 días. El mercadillo semanal de los sábados también ha tenido que adaptarse a las últimas limitaciones de aforo y mantener los circuitos que garanticen los distanciamientos.

Educación.

En el tema de los centros escolares el Ayuntamiento puso desde el primer momento, con la vuelta al cole, espacio al servicio de los colegios que los necesitaban. A día de hoy se están utilizando una treintena de parques, zonas públicas al aire libre e instalaciones deportivas para recreos y clases de deporte de algunos centros a los que se garantiza prioridad en los horarios establecidos. Además, se solicitó a Educación que se atendiera la petición de Toki Alai para la colocación de unas aulas auxiliares en el patio del centro que podrían colocarse a primeros de diciembre. Desde el Ayuntamiento se va a facilitar los trabajos básicos y la instalación eléctrica necesarios para su funcionamiento. Por otro lado en el comienzo del curso se organizó una reunión con las AMPAS que volverá a celebrarse en los próximos días para recoger de primera mano la preocupación de las familias. También se repartieron dos mascarillas por alumno al comienzo de las clases.

Calles y Policía Local

Irun, desde el pasado mes de abril ha trabajado en la generación de más espacios para peatones o bici, para favorecer una mejor movilidad, mayor distanciamiento y el disfrute del aire libre. Así se ha apostado por un paseo de Colón libre de coches los fines de semana o el carril bici y espacio peatonal de Letxumborro.

Desde la Policía Local se mantienen dispositivos permanentes para velar por el cumplimiento de las medidas establecidas en el estado de Alarma y el Decreto del Lehendakari. El cierre de establecimientos a la hora indicada y el cumplimiento de las medidas de distanciamiento o el uso de la mascarilla, o cumplimientos horarios están siendo los principales problemas a los que hay que hacer frente.

"En general, en todo caso, hay que decir que la ciudadanía está teniendo un comportamiento ejemplar, siempre se habla de quien no cumple y de los altercados o sucesos, que se puedan dar, pero prefiero quedarme con la parte positiva, que es la mayoritaria, y es que el grueso de la ciudadanía cumple con lo que tiene que cumplir".

Apuesta por la cultura

Desde el área de cultura se ha trabajado para mantener, en la medida de lo posible todas las actividades previstas adaptándolas a la situación y las medidas establecidas "el objetivo es que la cultura no pare, que el sector tenga margen de seguir trabajando porque implica a mucha gente y necesitamos que no se pare", explicaba el primer edil.

Además se han puesto en marcha nuevas acciones como el programa Kultura KM0 con el que se van a contratar actividades de pequeño formato a artistas y creadores culturales locales. El requisito, ser de Irun y ofrecer una pieza o acción cultural que pueda adaptarse a la situación actual.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies