HAZ TU PROPIA OPILLA, POR PATRICIA SÁNCHEZ

Abr, 2017

Para los más cocinillas, os traemos una receta para hacer vuestra propia opilla casera, de la mano de la bloguera irunesa Patricia Sánchez. En su blog elrecetariodemicocina.blogspot.com.es encontrarás muchas otras preparaciones.

OPILLA DE ALMENDRA

  1. INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:
  2. Ralladura de una naranja (sólo la parte naranja)
  3. 280g de azúcar glace o molida
  4. 225g de mantequilla a temperatura ambiente
  5. 3 huevos L
  6. 150g de almendra molida
  7. Una pizca de sal
  8. 200g de harina
  9. 2 cucharaditas de levadura

INGREDIENTES PARA LA GLASA:

  • Azúcar glace
  • Agua
  • Unas gotas de zumo de limón

OTROS INGREDIENTES:

  • Caramelo líquido
  • Confetis de colores
  • Huevos de chocolate y/o cocido coloreados
  • Caramelo
  • Galleta
  • Yemas, etc..

PREPARACIÓN PASO A PASO

Cuando queremos hacer una opilla casera, lo primero que tenemos que hacer, es preparar el bizcocho, así que os propongo realizar uno de almendras que está muy rico y que nos queda bastante planito para cuando tengamos que decorarlo.

Para empezar con el bizcocho, vamos a limpiar bien una naranja y la secamos con papel de cocina absorbente. Con la ayuda de un rallador, raspamos la naranja sin llegar a la parte blanca. Mezclamos las ralladuras con el azúcar. Reservamos.

Batimos la mantequilla hasta conseguir una textura de pomada. Mezclamos con el azúcar con las raspaduras de naranjas reservadas, hasta conseguir una crema homogénea.

Batimos los huevos, como si fuesen para tortilla, y los vertemos a la mezcla anterior, junto con la almendra molida y la sal. Mezclamos bien.

Incorporamos la harina y la levadura tamizada. Mezclamos con movimientos envolventes.

Engrasamos un molde de 24-26cm de diámetro y vertemos la masa en él.

Metemos el molde al horno previamente calentado a 180ºC durante unos 30-35 minutos, pero como cada horno es diferente, os recomiendo que a partir de los 30 minutos, pinchéis con un palo de brocheta y si sale limpio, está hecho y si no dejamos un poco más.

Dejamos que se temple en el molde y después desmoldamos sobre una rejilla para que se enfrié totalmente.

Cuando tengamos el bizcocho frío, podemos proceder a la elaboración de la glasa, para ello ponemos unas cucharadas de azúcar glace con una cucharadita de agua y un par de gotas de limón, mezclamos bien. Si vemos que está muy líquido, añadimos más azúcar, y si está demasiado espeso, añadimos un poco más de agua. La textura que más me gusta es cuando pasas una cucharilla por mitad de la glasa se divide, y no vuelve a su estado anterior, así nos va a dejar dibujar con ella. La ponemos en una manga pastelera con boquilla redonda o en un biberón de decoración, lo que tengáis cada uno de vosotros. Reservamos.

Ahora que ya tenemos todo listo, os voy a decir los pasos que doy para decorarla, pero podéis darle rienda suelta a vuestra imaginación.

En primer lugar, pongo un poco de caramelo líquido en un vaso y con la ayuda de un pincel de silicona, lo extiendo por la parte superior del bizcocho, para que así los confetis se nos queden pegados.

Espolvoreamos con los confetis de colores.

Pongo un poco de glasa en la parte inferior de los huevos, para que se queden pegados al bizcocho y no se muevan. Lo mismo hago con las galletas y las yemas.

Ponemos los caramelos, los lacasitos, o lo que queramos poner en nuestra opilla.

Decoramos con la glasa que hemos preparado, haciendo la decoración que más os guste.

Por último, colocamos el pollito y/o pluma, que tengamos preparado.


BIOGRAFÍA PATRICIA SÁNCHEZ:

Desde pequeña siempre me ha gustado salsear en la cocina, pero hace ya cuatro años, estaba buscando una manera de archivar las recetas que tenía en cuadernos, porque cada vez iban siendo más en número y eran más dificíles de localizar, pero no encontraba una manera eficaz de hacerlo.

Por aquel entonces, ya seguía algunos blogs, así que me animé a hacer el mío propio, pero sin imaginarme que nadie me iba a seguir y hacer mis recetas. Recuerdo el primer comentario que recibí, fue de una amiga por mis albóndigas en salsa.

Con el paso del tiempo, te vas enganchando y cada día tienes que experimentar con nuevas recetas que antes hubiesen sido inimaginables, haciendo cursos de fotografía, comprando telas para crear bodegones...Poco a poco voy mejorando y aprendiendo mucho de todo, no sólo de cocina.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies