ESCÁPATE A CONOCER EL CASERÍO DE OLENTZERO

Dic, 2016 invierno, olentzero, casero, Munguia

Estas Navidades os recomendamos una escapadita al caserío de Olentzero. Algunos de los coles de Irun ya han visitado las instalaciones de Izenaduba Basoa, pero si tus niños aún no conocen este lugar, tienes un plan pendiente para los próximos días.

Izenaduba Basoa es el primer centro de interpretación de la mitología vasca en Euskal Herria. El centro cuenta con el caserío más antiguo de Bizkaia y un parque temático en el exterior de más de 6.000 m2.

Este es un lugar mágico, donde los personajes de la mitología vasca cobran vida y cuentan sus historias, mitos y leyendas de una manera lúdica y adaptada a todos los públicos.

El caserío se encuentra en Munguia (Bizkaia), es decir está a una hora y poco de Irun. En estas fechas suelen estar en temporada alta, así que si tienes intención de conocer el lugar, mejor vete reservando tu plaza a través del correo olentzero@izenaduba.com o en el teléfono 943 674 00 61.

Lo mejor de esta excursión es que los niños y mayores aprenderéis un montón de cosas sobre personales mitológicos vascos. En el recorrido hasta llegar a la casa de Olentzero nos cruzaremos con una Lamia, con Mari Domingí, Tartalo… Pero el momento más esperado por todos es el encuentro con el carbonero más famoso de Euskadi. Olentzero nos esperará en un gran salón donde los niños podrán conversar con él, sacarse fotos…Desde luego un recuerdo imborrable para los más pequeños.

EL BASERRI

Landetxo Goikoa es el caserío más antiguo de Bizkaia y uno de los más antiguos de Euskal Herria. Construido en el siglo XVI es, posiblemente, el caserío con más valor arquitectónico del oeste de Euskal Herria.

Estas Navidades os recomendamos una escapadita al caserío de Olentzero. Algunos de los coles de Irun ya han visitado las instalaciones de Izenaduba Basoa, pero si tus niños aún no conocen este lugar, tienes un plan pendiente para los próximos días.

Aproximadamente en 1510 la familia Landetxo construyó uno de los primeros caseríos de Euskal Herria en el lugar donde residían desde tres siglos atrás.

Cuatro siglos después, en 1999, el Ayuntamiento de Mungia y la Diputación de Bizkaia encargan a un equipo su reconstrucción: se decidió desmontarlo totalmente y en el proceso apareció el Landetxo original, una magnífica construcción, de gran complejidad técnica.

Se ordenaron las piezas, reparándose una a una, y se sustituyeron las que faltaban; las vigas, pilares y tablas presentaban ranuras, señales y marcas que mostraban cómo pudo ser la casa en su origen.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies