ENTREVISTA A IRENE ROUCO, "STRADIVARIAS"

Abr, 2016 Entrevista, Irene Rouco, Stradivarias, Música

Mañana sábado a las 20:00 horas en Itsas Etxea Auditoriuma se podrá ver el espectáculo 'Stradivarias', un concierto con una actuación en clave de humor. Las entradas se venden a 13 euros, en www.kutxabank.com, en Arma Plaza hasta el viernes, y en el mismo Itsas Etxea Auditoriuma dos horas antes de que comience el espectáculo. Irene Rouco, además de violonchelista, es la madre de esta criatura musical que tan buenas críticas está cosechando. No te pierdas su entrevista.

Irene, ¿qué vamos a poder ver en escena mañana sábado en Itsas Etxea?

"Stradivarias" es un espectáculo que mezcla música, humor y teatro. Vais a ver a " cuatro divas", a cuatro mujeres con perfiles muy diferentes, riéndose de sí mismas.

El estreno oficial del montaje fue en junio de 2010 y todavía estáis de actualidad. ¿Cuál es el secreto?

Dicen que le perseverancia trae Ventura, quizás sea el empeño y no tirar nunca la toalla... A veces se ve el panorama muy negro, pero siempre hay una luz al final del túnel que nos hace ir hacia ella. Además de amar nuestro trabajo y disfrutar de él como si fuera el primer día.

Creo que la idea de este espectáculo nació gracias a "paGagnini", un espectáculo coproducipor por Yllana y Ara Malikian. ¿Es así?

Así es. La idea de"Stradivarias" surge a raíz de una situación que se produce con "paGagnini". Estaban buscando cover para el cellista y aunque ya me habían dicho que no a la opción de hacer el casting porque estaban buscando a un hombre, decidí hacer algo al respecto. Me enteré que después del espectáculo siempre tomaban algo en el mismo bar, me presenté ahí saque el cello y me puse a tocar, a cantar... ¡¡Y les gustó!! Llamaron a David Ottone, hice el casting, pasé todas las pruebas y conseguí ser la cover de paGagnini. Iban a cambiar el show para que una mujer pudiera hacerlo. Pero por cosas del destino, tan solo tuve la oportunidad de hacerlo una sola vez en Montreal (Canadá). El tiempo pasaba y yo seguía con esa inquietud de hacer lo que más me gustaba del mundo: tocar, interpretar y sobre todo reírme de mi misma... Nos juntamos Edu Ortega y yo y decidimos crear "Stradivarias". Nos parecía un complemento estupendo para "paGagnini". Llamamos a unas "amigas" y pedimos a Juan Ramos y David Ottone, ambos de Yllana, que nos dirigieran. Y así empezó todo ésto.

Edu Ortega es el director artístico de "Stradivarias", y tú eres la mente creadora del montaje, es decir, es un proyecto personal que me imagino os habrá costado mucho sacar adelante.

Sí, mucho... Hay que estar un poco locos para embarcarse en una aventura así en los tiempos que corren, pero nosotros lo estamos. Nos gusta demasiado todo ésto, así que aunque haya habido tiempos difíciles, como dije antes, la perseverancia trae Ventura.

¿Es difícil sobrevivir de la música?

Sobrevivir no es difícil, lo difícil es vivir de ella.

Volviendo a "Stradivarias", el espectáculo se desarrolla con 4 instrumentos clásicos, pero le dais a todos los palos: flamenco, jazz, tango...

Sí, fusionamos todo lo que podemos. Mezclamos a Beethoven con el tico tico, a Steve Wonder con La campanera, Police, Queen, Schubert.... En fin, la liamos bastante.

Por cierto, todos son instrumentos de cuerda: violín, viola, violonchelo y contrabajo. ¿Y eso?

Nos apetecía tener a toda la familia de cuerda y en vez de hacer un cuarteto clásico - esto sería dos violines, viola y violoncello- quisimos meter al que consideramos el rey: el contrabajo. De hecho, tiene mucho peso en el show este instrumento. Ahora me arrepiento por lo que pesa el condenado (risas).

A priori puede parecer un poco arriesgado esta mezcla de estilos. ¿Cómo reacciona el público ante este eclecticismo musical?

Bien, la gente no creas que se sorprende demasiado con estas cosas. La gente quiere cosas diferentes, conciertos más interactivos en los que no haya que estar sentado en una butaca sin poder casi ni respirar por " respeto" a la música... Quien venga a ver "Stradivarias" viene a ver un concierto diferente.

Vuestro espectáculo está teniendo muy buena acogida tanto dentro, como fuera del país. Habéis estado en Londres, Berlín, acabáis de regresar de Suiza...Cuéntame cómo lleváis esto de hacer las maletas constantemente.

Bastante bien, a veces es un poco cansado, no te voy a mentir... Yo que soy madre de un niño de dos años, se me hace un poco duro separarme de él, pero es que mi otra hija esta creciendo mucho.

¿Es más exigente el público extranjero ?

Eso dicen, pero te puedo asegurar que no es así. Siempre que estamos fuera de casa, nos tratan de maravilla, se llenan los teatros y nos hemos tenido que montar más bises por la buenísima acogida que tenemos fuera. Estamos encantados. Auqnue aquí también nos tratan muy bien...

¿Quiénes sois las 4 divas de "Stradivarias"?

Somos cuatro divas muy diferentes, cada una con su estilo, pero al final todas queremos lo mismo... Tendréis que venir para conocernos mejor el próximo 21 de Noviembre.

Bueno, además de Divas hay algún "Divo"por ahí suelto, no? ¿Por qué la inclusión de un chico?

Porque además de ser uno de mis mejores amigos, es un pedazo de músico y de actor con una vis cómica que no puede dejar a nadie indiferente, así que lo vimos bastante claro hacer ese personaje. Además en la trama del espectáculo es bastante importante... Un hombre travestido, da para mucho! (risas)

¿Es la primera vez que estáis por el País Vasco?

No, ya hemos estado allí en varias ocasiones, y nos encanta. Sois un público exigente pero muy generoso. La última vez que actuamos allí fue hace el pasado agosto en la Quincena Musical de Donosti en el teatro Victoria Eugenia. Todo un lujo y un honor haber podido tocar allí.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies