El Consorcio Transfronterizo Bidasoa-Txingudi solicita a las autoridades que adapten el paso transfronterizo a la realidad socio-económica de la zona

Sep, 2020

Los Ayuntamientos de Irun, Hondarribia y Hendaye han enviado un escrito a las autoridades competentes explicando la situación excepcional de Bidasoa-Txingudi y solicitando adaptar a la misma la normativa y las medidas de flexibilización.

Los tres alcaldes José Antonio Santano, Txomin Sagarzazu y Kotte Ecenarro, firman el escrito en el que solicitan de manera urgente a las autoridades de España y Francia que adapten la normativa y las medidas de flexibilización a la realidad económico-social existente entre las tres ciudades. En concreto, solicitan que se permita el paso transfronterizo no solo a personas residentes, trabajadores/as transfronterizos/as y aquellas que acrediten documentalmente causas de fuerza mayor o situación de necesidad, sino también a la población que hace en su vida diaria actividades indistintamente a ambos lados de la frontera.

A través de un escrito dirigido a Denis Itxaso, delegado del Gobierno de España en Euskadi; Éric Spitz, prefecto de los Pirineos Atlánticos; Hervé Jonathan, Suprefecto de Baiona y a Jean-Yves Le Drian y Christophe Castaner, ministros franceses de Asuntos Europeos y Exteriores y de Interior, respectivamente, los tres Ayuntamientos explican que « Bidasoa Txingudi constituye una comunidad de casi 100.000 habitantes en la que la relación transfronteriza forma parte esencial de su vida diaria. Un tercio de la población de Hendaya es de nacionalidad española, creando un flujo transfronterizo diario importante, tanto por motivos laborales como por motivos familiares y sociales. Según el diagnóstico realizado por la Eurorregión Nouvelle Aquitaine Euskadi Navarra en 2018, los trabajadores transfronterizos se calculan en 3.863”.

Respecto a la actual normativa a nivel nacional, tanto en Francia como en España, el escrito destaca que “regula la movilidad interna y en cierto aspecto la movilidad entre países, aunque sin tener en cuenta las especificidades de un territorio transfronterizo como Bidasoa Txingudi, que constituye una unidad geográfica, económica y social”.

Y es que en España, y concretamente en Euskadi, se permite la movilidad dentro de los territorios históricos y entre municipios colindantes de diferentes territorios. Sin embargo, la movilidad entre Hendaia, Irun y Hondarribia se ve limitada, sujeta a estrictos controles en la frontera entre los dos países.

Por su parte, en Francia, el plan de desescalada permite desplazamientos en un radio de 100km o dentro del mismo departamento o con un documento justificativo si se sobrepasa este límite, pero solamente en territorio francés. No contempla desplazamientos cortos entre las ciudades fronterizas colindantes de Hendaia, Irun y Hondarribia, si no es por motivos profesionales o por fuerza mayor y con documento justificativo.

Un hecho que afecta de forma importante a la población transfronteriza de las tres ciudades y dificulta especialmente aspectos de la vida cotidiana como la organización de las familias o las visitas a familiares que viven a uno y otro lado de la frontera. Por ejemplo, existen casos de personas mayores de Hendaya que se encuentran en residencias de Irun u Hondarribia y no pueden ser visitados por sus familiares.

En el escrito se explica asimismo que el Hospital de Bidasoa atiende urgencias sanitarias de Hendaia y que la prestación de servicios entre empresas de ambos lados de la frontera es múltiple. La normativa actual afecta asimismo a la realización de diversas gestiones, por ejemplo, bancarias.

Dado que las tres localidades resultan zonas favorables en cuanto a la incidencia del virus se refiere, los Ayuntamientos han solicitado de manera urgente que las autoridades de ambos países consideren la situación particular de esta zona transfronteriza, que forma una unidad geográfica, económica y social, adaptando las medidas de flexibilización y la normativa a esta realidad y facilitando la transición hacia la nueva normalidad a esta realidad excepcional.

La petición se extiende asimismo al tráfico fluvial, solicitando la puesta en marcha del servicio de transporte que une la ciudad de Hendaia con la de Hondarribia en la desembocadura del Bidasoa.

Todo ello sin obviar, por supuesto, las medidas de seguridad para vencer la situación causada por la COVID-19 y siempre que las situaciones sanitarias lo permitan.


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies